La llegada de los flexspaces y coworking en el escenario inmobiliario ha supuesto un antes y un después en la manera de entender la manera de trabajar y el uso de todo tipo de espacios. Estos modelos de oficinas han supuesto toda una revolución que afecta a la manera de ver y entender la forma de trabajar y de interrelacionarse.

Coworking

Potenciar el talento

En busca de potenciar el talento de los trabajadores, y a través de la experiencia de usuario, se comprobó que los trabajadores que eran más felices en su puesto de trabajo tenían un mayor rendimiento. Usando esta idea, las empresas tecnológicas ubicadas en la bahía de San Francisco comenzaron a usar espacios más abiertos, con una decoración más cuidada, más ecológica, fomentando las zonas comunes en un ambiente mas desenfadado.

Estos modelos se extendieron rápidamente, los usurarios demandaban trabajar en espacios más bonitos con zonas comunes de ocio y esparcimiento, y las empresas veían como aumentaba el rendimiento de sus empleados.

A partir de ese momento comenzó la transformación de las oficinas, la decoración empezó a focalizarse en la comodidad de los usuarios, los empleados se sienten como en casa y se comienzan a ofrecer servicios mas propios de un hotel que de una oficina.

 

Flexspaces

Nuevos diseños, nuevas experiencias

Las oficinas pierden sus divisiones estancas y se convierten en espacios más diáfanos con zonas comunes de ocio y esparcimiento, espacios abiertos con cuidada decoración y respeto por el medio ambiente.

Los usuarios de estos espacios se ven obligados a improvisar y se potencia la socialización como reflejo de un nuevo modelo social colaborativo. Las habilidades de comunicación y el conocimiento crecen mutuamente en la interacción con otros usuarios del espacio, los cuales tienen edades, experiencias y perfiles profesionales de todo tipo.

 

Coworking y ciudad

Las implicaciones de estos nuevos modelos no se quedan ahí, los coworking se encuentran físicamente repartidos por toda la ciudad. Las grandes empresas cuyas oficinas se ubican a las afueras de las ciudades usan estos espacios para establecer pequeñas delegaciones, evitando largos desplazamientos y reduciendo tráfico y contaminación. Asimismo, solucionan problemas de espacio para momentos concretos de aumento de plantilla por proyectos específicos.

Desde el punto de vista jurídico, los modelos contractuales se convierten en contratos mixtos entre el contrato de arrendamiento y el contrato de prestación de servicios. Los contratos de arrendamiento de oficinas se van modificando hacia contratos de arrendamiento mas típicos del mundo retail, con rentas fijas y variables, subarriendos y especial atención a la posibilidad de obras.

 

El futuro de los espacios de trabajo flexibles

Por todo ello, se esta produciendo un crecimiento exponencial de los espacios flexibles de trabajo, apostando los principales players del mundo inmobiliario en este concepto. Cushman & Wakefield con la apertura de Indego, Colonial con Castellana, 163, CBRE con Work Hub en Zielo shopping, entre otros. Wewwork sigue siendo el pionero en este sector y por ahora todo un referente.

¿Será solo una moda? ¿Será solo el principio de una evolución de la que solo hemos visto los comienzos? Solo el tiempo resolverá las dudas que todos tenemos a estos nuevos modelos, pero lo que si parece cierto es que tanto trabajadores como empresas ganan con estos nuevos modelos, por lo que se puede predecir que la tendencia seguirá creciendo en esta dirección.

 

Si quieres realizar una contrato de arrendamiento de oficinas o gestionar los mismos, ponte en contacto con nosotros.