Location, location, location

Expresión utilizada hasta la saciedad en el mundo inmobiliario, pero que no pierde un ápice de importancia como factor determinante a la hora de elegir un inmueble.

Cuando los inmuebles a seleccionar son locales comerciales, esta expresión adquiere casi aún mas importancia, si cabe. La elección de una ubicación óptima del inmueble determinará el éxito o fracaso del mismo.

Teniendo clara la idea de negocio, hay que comenzar con la selección del local. Se tendrán en cuenta factores como el sector de actividad a desarrollar (no será lo mismo la ubicación del local para un restaurante, una tienda de ropa, un centro de estética,..), asimismo la actividad a desarrollar determinará la superficie del local y la morfología del mismo (por ejemplo necesidad de salida de humos en el sector de restauración).

 

Estudio de mercado

Otro de los factores a tener en cuenta es el demográfico. Se comprobará el tipo de población de la zona donde se ubica el futuro negocio, densidad de población, características (edad, nivel económico, estilo de vida,…).

Existe la posibilidad de elección de un local ubicado en un centro comercial o a pie de calle. Los locales sitos en centros comerciales tienen la ventaja de utilizar el flujo de clientela que acude al centro comercial pero tendrán que participar en ciertos gastos del centro comercial, como por ejemplo gastos de publicidad, asumir los gastos del equipo de coordinación de obras privativas (ECOP), gastos de comunidad, entre otros.

En los locales a pie de calle es necesario ver el tránsito de la vía donde se ubica el ubica el local, su posición en la calle (en chaflán, en mitad de la calle, …), la actividad de los negocios existentes (misma actividad, actividades complementarias, actividades contradictorias). A este respecto, la fundadora de una famosa cadena de productos de cosmética, cuenta la anécdota de la ubicación de su primera tienda, en la que no se tuvo en cuenta estos factores y después de su apertura se dieron cuenta, de que la misma se encontraba sita al lado de una funeraria, por lo que los transeúntes veían una funeraria y una tienda anexa denominada “tienda de cuerpo”.

Un buen estudio de mercado o la ayuda profesional al respecto facilitará mucho esta labor.

 

Contratos de arrendamiento de locales comerciales

Según la actual Ley de arrendamientos urbanos, los contratos de arrendamiento de uso diferente al de vivienda se regirán por la voluntad de las partes. Debido a esto, hay que prestar especial a lo acordado en él mismo. ES importante dejar definido cada uno de los aspectos del arrendamiento, ya que la omisión de cualquier aspecto, supondrá la aplicación supletoria del Código Civil y puede generar consecuencias no deseadas para las partes sin ni siquiera tener constancia de las mismas a la hora de suscribir el contrato.

Aspectos como el permiso para obras, la posibilidad de cesión, la indemnización por clientela, las posibles ventanas de salida en los obligados cumplimientos, entre otros, son fundamentales para no llevarse sorpresas en contratos que por su naturaleza son de rentas elevadas y largos plazos de obligado cumplimiento.

Ponte en contacto con nosotros para redactar y negociar tu contrato de arrendamiento.